Nuevo blog

http://www.tumblr.com/blog/riol2011

viernes, 16 de septiembre de 2011

Humo...


Desde que la taquicardia
encendió mi alma
apagando mis ojos…
deseo morir en compañía
de un ángel,
que se olvidó de mi
el mismo día
en que el pecho se me llenó
de un humo tan adictivo
como venenoso…

4 comentarios:

Sweet dijo...

Y bueno estaría si ese humo fuera de un solo tipo... :/

Este me gusta mucho.
Corto pero muuuy dicente.

Muakssssss!!

Laira dijo...

¿puedo interpretar el humo como el amor? y ¿el ángel como la persona deseada?...puede ser una descripción perfecta del amor.
1 beso!

Gala dijo...

Los ángeles es lo que tienen... están acostumbrados a otros humos... blancos, como el algodón.. sin olor, sin color...como las nubes...

Unas letras con al menos, que yo entienda tres interpretaciones...
Como la mujer que permanecia a tu lado y por el tabaco te abandona.
Como la muerte que buscas por la toxicidad del tabaco, y el angel marcha...
Como el amor que desboca el corazón y te absorve de modo adictivo, dejándote cometer demasiadas tonterias...

No sé, igual no tiene nada que ver con tus letras, pero yo lo vi así.

Besos mediterráneos.

ALBORADA dijo...

Encender un cigarrillo, cuando de momento la depresión golpea y creemos que es la solución a nuestros problemas, y en cada bocanada que expelemos sentimos un alivio enorme, ufffff, vaya si lo sé, cuando me altero parezco una chimenea...
El amor es tan adictivo como el cigarrillo, pero fumar nos mata, amar, cada vez con más fuerzas, amar para después seguir amando, eso, nos da vida.

Un abrazo y lindo fin de semana.